LA ACUSADORA FUE LA MADRE

Jueves 22 de Diciembre del 2011

Absolvieron a un padre acusado de abusar de su hijo

Un tribunal oral absolvió a un padre que estuvo seis años acusado falsamente de haber abusado de su propio hijo, a quien no vio durante ese tiempo.

El fallo criticó con singular dureza a la labor de las peritos psicólogas que intervinieron en la investigación, pues se “tuvo por cierto un hecho por demás incierto: la existencia del abuso sexual”.

El tribunal número dos de Quilmes, integrado por los jueces Ariel González Eliçabe, Félix Gustavo Roumieu y Pablo Eduardo Pereyra, declaró inocente a Diego Manuel Pascual, quien llegó a esta instancia acusado por el delito de “abuso sexual con sometimiento gravemente ultrajante, agravado por el vínculo”.

La acusadora fue la madre del pequeño hijo de ambos, quien le atribuyó haber cometido los abusos “en al menos dos oportunidades, cuando el niño tenía entre tres y cuatro años”.

Según el fallo, “la denuncia por los supuestos actos de abuso sexual tuvo origen en el marco de una disputa entre los padres, posterior a su separación, vinculada con el régimen de visitas y, más aún, con el rol de padre que reclamaba el imputado frente al nuevo esquema familiar del niño, en el que su figura aparecía confundida con la de la nueva pareja de Luciana Muñoz, madre de la víctima”.

Pese a las evidencias, a los relatos diferentes que el niño prestó cuando tenía cinco años y luego, en el proceso del debate, a los 11, y a otras evidencias que llevaban a inferir que los hechos podían haber ocurrido de manera diferente, las peritos que intervinieron en la investigación, las licenciadas en psicología María Elizabeth González Montaner, Gabriela Salusso y Selva Magdalena Moretto, creyeron en la hipótesis de los abusos. Los jueces cuestionaron la forma en que fue entrevistado el pequeño para construir la acusación: “Esta forma de interrogatorio dista ampliamente de lo que puede considerarse una buena práctica en el abordaje del testimonio infantil”.

“El niño repitió siempre un mismo relato de un modo estereotipado, con escasos detalles que surgieron sólo después de un interrogatorio altamente sugestivo”, en el que “casi todas las preguntas, seguramente en forma inadvertida, estuvieron dirigidas a sugerirle al niño las respuestas que se consideraban correctas a la luz de una única hipótesis”, añadieron los magistrados. Pero además, los peritos “han formulado afirmaciones respecto de puntos ajenos a los que habían sido sometidos a su conocimiento y con ello han excedido su rol, afirmando la existencia de un hecho y tergiversando la escasa prueba existente”.

“La cuestionable intervención que han tenido los peritos, determinada principalmente por el sesgo de sus entrevistas, ha alterado la única prueba que hubiese permitido esclarecer los hechos”, resume el fallo, de 55 páginas, al que tuvo acceso.

Pascual, quien incluso estuvo preso por la imputación, “contó que hace seis años que no puede proyectar nada y lo extraña a Joaquín”.
        


Contacto | Proteccion de datos personales | rss

Copyright 2014 - Todos los derechos reservados.