La realidad de la violencia de genero

Compartir / Share

La realidad de la violencia de genero

Siempre he creído que la Justicia en España funcionaba, hasta que la he sufrido en mis propias carnes. Que iluso!!!

Artículo 14 de la Constitución Española: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Artículo 24 de la Constitución Española:

  1. Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.
  2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia.

Artículo 17.1 de la Constitución Española: Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley.

lazo-negro-vector

En España hay en estos momentos varios miles de padres inocentes encarcelados a causa de denuncias falsas y actuaciones irregulares por parte de jueces, abogados y psicólogos sin escrúpulos. Podrían ser hasta 5.000. Nadie conoce la cifra. Son las mismas instituciones judiciales las que esconden el drama. Además hay hasta el 2014, más de 1.300.000 delitos y faltas intruidas a causa de una denuncia por violencia de género y miles, que han terminado incluso en suicidio.

Cuando se aprobó la Ley Integral sobre Violencia de Género, hace ahora diez años, incorporó varios artículos flagrantemente anticonstitucionales aunque el Tribunal Constitucional se niegue a admitirlo (hay más de 200 recursos de inconstitucionalidad por parte de jueces decentes que han sido denegados).

Se eliminó la presunción de inocencia para el padre, bastando una simple acusación sin necesidad de probar nada para ser condenado incluso entrando en prisión. Bastaba la palabra del acusador que era avalada mediante informes manipulados por parte de los psicólogos, y por la desidia y el entusiasmo de demasiados jueces con prejuicios y de abogados deslamados que de esa manera cobraban más sangrando a sus víctimas.

Si se fijan en este gráfico, el número de mujeres asesinadas a causa de la violencia de género se ha mantenido estable antes y después de la promulgación de tal ley.

Tal ley no ha servido para el noble propósito para el que se aprobó. Sin embargo, su aplicación perversa ha tenido consecuencias dramáticas para muchos padres como yo. No deja de encarcelar inocentes al haberles negado las más mínimas garantías judiciales, cosa que es necesario denunciar, utilizando para mas inri mediante el llamado procedimiento abreviado, que consiste en recortarlas.

El desencadenante de tales tragedias son casi siempre procedimientos de divorcio, la desigualdad jurídica de la que goza el padre y, sobe todo, el dinero que hay por medio que fomenta que muchos abogados sin escrúpulos aconsejen denunciar por la vía penal sabiendo que lo tienen todo ganado y pueden facturar más, sin importarles las consecuencias.

Desde la promulgación de tal ley, la población reclusa a causa de violencia de género supuesta ha aumentado drásticamente. Muchos medios hablan de una lacra y cosas por el estilo cuando, afortunadamente, España es uno de los países con menor violencia de género, real, de nuestro entorno. El problema es que no hay estudios porque las instituciones judiciales encargadas son las primeras interesadas en que no se conozca la verdad.

Se ha montado un negocio perverso regado de subvenciones que está siendo espoleado mediante prácticas judiciales irregulares. Donde los recursos ni se estudian ni sirven para nada, según la propia ONU denuncia, ya que siempre avalan lo que diga el juez de primera instancia,. El Tribunal Constitucional hace lo propio.

Es necesario denunciar tales prácticas corruptas, que los inocentes comiencen a tener voz, ir a las cárceles, que se puedan defender en las ondas demostrando que no ha habido justicia para ellos, concienciando a los telespectadores de la inmensa tragedia escondida.

Esta página web tiene por objetivo concienciar a los políticos, Jueces, Fiscales y medios de comunicación de las barbaridades que se están cometiendo. La difusión en inglés y francés de dichas atrocidades tiene por objetivo dar a conocer todos éstos hechos fuera de España y que, medios de comunicación importantes como la BBC, Washington Post, France TV, etc denuncien lo que muchos políticos y medios de comunicación de nuestro país, no quieren denunciar tanto por ignorancia como por querer mirar a otro lado.

IMG_1099

 Punto verde

Compartir / Share

This Post Has 1 Comment

  1. Deckard says:

    La presunción de inocencia debe ser derecho universal e irrenunciable de toda sociedad que se autodenomine democrática.

Los Usuarios se comprometen a utilizar el Sitio Web, de conformidad con la Ley, con la moral y buenas costumbres generalmente aceptadas y con el orden público.
No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas.
Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación
Justiciadegenero.com no se hace responsable de ninguna de las informaciones, comentarios y opiniones que terceras personas emitan, publiquen o distribuyan directa o indirectamente a través de este Sitio Web.

Leave A Reply