Blog

‘El violado soy yo’

Compartir / Share

‘El violado soy yo’

Foto y vídeo: Carlos Márquez

Un hombre es absuelto de agresión sexual tras siete años de proceso
La Audiencia ordena deducir testimonio por mentir contra la acusadora

Silvia Moreno | Sevilla Elmundo.es
Actualizado lunes 18/03/2013 08:20 horas

A Ismael Cruzado se le saltan las lágrimas cuando recuerda los seis días que pasó entre rejas tras ser acusado de violación por una menor de 15 años de su pandilla en el municipio sevillano de Utrera. En la cárcel de Sevilla II, donde estuvo ingresado en diciembre de 2005, se inventó que había entrado a robar a un cortijo y que, al ser descubierto, apuñaló al propietario y a un perro San Bernardo que había en la finca. Una historia increíble. Pero su secreto permaneció a salvo.

“No quería hablar con nadie. Me decían el niño de la depre. No quería que los presos supieran que estaba allí por una denuncia de violación. Ya se sabe lo que le pasa a los violadores en las cárceles y yo sentía pánico cada vez que se cerraban las puertas”, recuerda ahora Ismael Cruzado, de 28 años.

El joven ha pasado siete años con la pesada losa de ser un presunto violador, acudiendo cada 15 días al juzgado y con una orden de alejamiento sobre la supuesta víctima. La Fiscalía pedía nueve años de prisión para él. No pudo cumplir su sueño de ingresar en el Ejército, al estar inmerso en una investigación judicial, y tampoco aceptar los trabajos que le salieron fuera de España como montador de torres eléctricas.

Pero ahora respira aliviado, aunque lleve cuatro meses en paro. La Audiencia de Sevilla lo ha absuelto del delito de agresión sexual y una falta de lesiones que le achacaban el fiscal y la acusación particular, ejercida por la presunta víctima, que tenía 15 años cuando denunció la violación en diciembre de 2005, justo cuando se cumplía el primer año de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

La sentencia que absuelve a Ismael Cruzado es ya firme porque ni la Fiscalía ni la acusación particular la recurrieron en casación ante el Tribunal Supremo. Un auto de la Sección Séptima de la Audiencia, fechado el 25 de enero pasado al que tuvo acceso EL MUNDO de Andalucía, declara “firme” la absolución y ordena que se ejecute el fallo y se cancelen las medidas cautelares que hayan podido estar vigentes en los siete años que ha durado el caso.

Pero la sentencia va más allá de la absolución, ya que ordena que se deduzca testimonio contra la denunciante y presunta víctima por si hubiera cometido un delito contra la Administración de Justicia o denuncia falsa, después de que mintiera en el juicio sobre aspectos “fundamentales”, recoge el fallo.

La presunta víctima dijo que perdió la virginidad tras ser violada, pero los informes médicos subrayan que no era virgen ni había rastro de una agresión sexual, ya que, de ser cierta, “deberían haber quedado restos de una desfloración forzada, las llamadas caránculas, a modo de colgajos derivados de la rotura del himen”, señalan los magistrados.

También llama la atención la sentencia sobre los hematomas que tenía la chica sólo en la cara externa de los muslos. “Las lesiones propias de una agresión sexual suelen aparecer en la cara interna de los muslos, como la forma más lógica de apertura de las piernas de la chica para conseguir la penetración”.

Un hombre ‘maltratado’

“Yo me considero un hombre maltratado y violado porque violaron mis derechos y mi libertad”, protesta con rabia Ismael, que pretende quitarse de una vez el “cartelito de violador” que le colocó su denunciante en su pueblo y limpiar su reputación. Por eso ha decidido dar la cara y contar su historia.

Ahora, tiene previsto personarse en la causa que se abra contra la joven por la presunta denuncia falsa. “Ella quería que me condenaran a nueve años de cárcel, pues que los cumpla ahora ella y pague el dinero que me pedía a mí”, que era algo más de 20.000 euros.

“Pero sobre todo que entre en la cárcel y todos los días le peguen el cerrojazo y sepa lo que es eso, con la gente que hay allí”, afirma. De la pesadilla de estos siete años, Ismael Cruzado salva a un juez de violencia de género de Sevilla que decretó su puesta en libertad tras tomarle declaración a la denunciante y varios testigos. Gracias a él ‘sólo’ pasó seis días en prisión.

Este magistrado también decidió que el caso no era de su competencia y lo derivó a los juzgados ordinarios de Utrera. Cuando la menor declaró que Ismael y ella eran novios, el caso pasó a un juzgado de violencia de género, si bien el juez se declaró incompetente porque no era cierto que fueran pareja.

La denunciante, según Ismael, pretendía que fueran novios, pero él la rechazó porque ya estaba saliendo con otra chica con la que finalmente se casó y tiene tres hijos. “Si no vas a estar conmigo, no vas a estar con ninguna”. Y lo denunció por violación. Ahora será ella la que se vea ante el juez como imputada.

La joven insiste en que fue agredida

La joven de Utrera que denunció por violación a Ismael Cruzado insiste en que fue agredida sexualmente por este chico, a pesar de que la Audiencia de Sevilla lo acaba de absolver en una sentencia que ya es firme porque ni ella ni la Fiscalía la han recurrido.

Fuentes del caso cercanas a la denunciante explicaron a este diario que la joven mantendrá su versión sobre que fue violada y señalaron que la “verdad material no siempre coincide con la verdad judicial”. Este diario intentó recabar la versión de la presunta víctima, pero ésta se negó.

Las familias de la denunciante y el denunciado están ahora enfrentadas y se han cruzado varias denuncias.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/06/andalucia/1362601684.html

Compartir / Share

This Post Has 0 Comments

Los Usuarios se comprometen a utilizar el Sitio Web, de conformidad con la Ley, con la moral y buenas costumbres generalmente aceptadas y con el orden público.
No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas.
Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación
Justiciadegenero.com no se hace responsable de ninguna de las informaciones, comentarios y opiniones que terceras personas emitan, publiquen o distribuyan directa o indirectamente a través de este Sitio Web.

Leave A Reply